Diferencia entre Neumonía Típica y Atípica

Cargando...

De las enfermedades que atacan nuestro sistema respiratorio se encuentra la neumonía, llamada también pulmonía. Esta ocasiona inflamación en los alveolos de los pulmones y además produce enrojecimiento en los tejidos de los pulmones, hinchazón y mucho dolor. Esta puede ser contagiosa y grave. Si no se detecta y trata a tiempo, puede llegar a ocasionar la muerte del paciente  especialmente en niños y personas de edad avanzada, así como en los inmunodeprimidos, particularmente en los pacientes que padecen de sida.  Son fáciles para contraerla las personas que tienen gripe, asma, o cualquier otra enfermedad respiratoria.

Neumonía Atípica

La neumonía es la infección del parénquima pulmonar, la cual puede ser mortal. Se diferencia por las características respiratorias, fiebre y hallazgos radiológicos del paciente. Su origen son bacterias como Mycoplasma pneumoniae, Chlamydophila pneumoniae, Legionella spp y otros virus. El cuadro clínico es diferente según la edad y el sitio probable donde se adquirió la infección (normalmente comunidad u hospital). La neumonía atípica se refiere a la neumonía que no es causada por bacterias o patógenos comunes. Es diagnosticada a través de un examen físico.

Así pues, los síntomas dependen de la parte del cuerpo en la cual se presenta la infección y normalmente engloba fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, dolor de garganta y síntomas parecidos al resfriado; respiración rápida con silbidos, tos seca, dolor de pecho o dolor de estómago, malestar en todo el cuerpo incluso vómitos.

Cargando...

Neumonía Típica

La neumonía típica es precisamente eso, es aquella que comienza típicamente, es decir, el desarrollo de la neumonía empieza con el ingreso de virus y bacterias a través de la garganta y la nasofaringe hasta que llegan a los pulmones. Sin embargo, durante ese tipo de reacciones, se activan las citoquinas que incita a los macrófagos a infiltrarse en las regiones infectadas, causando gran inflamación. Es así, como la citoquinas origina la fiebre, escalofríos y fatiga que acompañan la neumonía.

Por otro lado, por medio de exámenes radiológicos y análisis de sangre se puede saber lo fuerte y propagada de la enfermedad. Para estimar la gravedad de la infección es necesario medir la cantidad de citoquinas en la sangre. La neumonía, ya sea adquirida en la comunidad o en un hospital, es tratada por medio de antibióticos betalactámicos, como pueden ser la penicilina y cefalosporinas. La adquirida en la comunidad es tratada con cefalosporinas de primera generación debido a posible participación de organismos gram positivos, y en el caso de las infecciones adquiridas en el hospital, se utilizan las cefalosporinas debido a participación de agentes patógenos gram negativos.

Diferencia entre Neumonía Típica y Atípica

NEUMONÍA ATIPICA

NEUMONÍA TÍPICA

-Presenta infección del tracto respiratorio superior.

-Produce tos en el paciente

-Es menos grave

-Los patógenos que la causan chlamydophila pneumoniae influenza A, pneumophila, virus y los gram positivos.

-se adquiere en la comunidad

-Es tratada con cefalosporinas de primera generación.

-Ataca desde la garganta hasta llegar a pulmones.

-No siempre produce tos.

-Es una enfermedad más grave.

-La causan patógenos como la bacteria clamidia o gram negativos.

-Con frecuencia es adquirida en hospitales.

-Es tratada con el grupo de antibióticos cefalosporinas de tercera generación.

Cargando...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//